ENVÍO GRATIS EN COMPRAS DE MÁS DE $7000

    En 1881 se crea una moneda nacional (convertible en oro a la par), acuñada en oro o plata, que reemplazaría los billetes depreciados. Para 1883, Argentina parecía adherido al régimen del Patrón Oro, sin embargo, su sistema monetario carecía de un Banco central. Así, en 1885, existía una prima oro y se canceló la convertibilidad del papel moneda, ahora depreciado.

    Esta situación general propició la llegada de capitales extranjeros, obtenida por medio de nuevas emisiones en la Bolsa de Valores de Londres, la suscripción por parte de inversiones británicas de cédulas hipotecarias y la inversión en empresas y bienes raíces argentinos. Los préstamos alcanzaron su punto máximo en 1888, pero a fines de ese año los inversores comienzan a percibir los obstáculos del modelo y comienzan a actuar con suma prudencia. Así la Baring fracasa en la colocación de títulos de un empréstito de 3,5 millones de libras para la instalación de aguas corrientes en Buenos Aires, lo que precipitará la crisis.

    Para analizar el fenómeno, hemos resumido lo esencial de "La Argentina y la crisis de Baring de 1890", de Aníbal Ford.


    Este e-book forma parte de un catálogo de más de 2500 títulos de resúmenes sobre diferentes materias. Podés encontrar el catálogo completo acá


    Autor del resumen: Mauricio Fau

    Formato PDF | 6 páginas

    La Argentina y la Crisis de Baring de 1890 (Ford)

    $75,00

    Ver formas de pago

    Plazo de entrega aproximado: 1 día hábil

    En 1881 se crea una moneda nacional (convertible en oro a la par), acuñada en oro o plata, que reemplazaría los billetes depreciados. Para 1883, Argentina parecía adherido al régimen del Patrón Oro, sin embargo, su sistema monetario carecía de un Banco central. Así, en 1885, existía una prima oro y se canceló la convertibilidad del papel moneda, ahora depreciado.

    Esta situación general propició la llegada de capitales extranjeros, obtenida por medio de nuevas emisiones en la Bolsa de Valores de Londres, la suscripción por parte de inversiones británicas de cédulas hipotecarias y la inversión en empresas y bienes raíces argentinos. Los préstamos alcanzaron su punto máximo en 1888, pero a fines de ese año los inversores comienzan a percibir los obstáculos del modelo y comienzan a actuar con suma prudencia. Así la Baring fracasa en la colocación de títulos de un empréstito de 3,5 millones de libras para la instalación de aguas corrientes en Buenos Aires, lo que precipitará la crisis.

    Para analizar el fenómeno, hemos resumido lo esencial de "La Argentina y la crisis de Baring de 1890", de Aníbal Ford.


    Este e-book forma parte de un catálogo de más de 2500 títulos de resúmenes sobre diferentes materias. Podés encontrar el catálogo completo acá


    Autor del resumen: Mauricio Fau

    Formato PDF | 6 páginas

    Mi carrito